La ciudad escondida

Las distancias apartan las ciudades,
las ciudades destruyen las costumbres.
J. A. J

Una ciudad se esconde. Si no fuera por los saltapiñuelas que buscan asilo allá al otro lado del volcán Momotombo que protege al lago, se enfrentaría al apacible abandono. Llegaban amantes, ahí alejados del ruido, detrás del cerro, a explorar sus manos y amasar sus cuerpos en el suelo cubierto de flor de Malinche; lugar donde es más fácil amar. Ahí se esperaba una palabra que alimentara la esperanza en secreto de un amor inagotable, aunque por caprichos de la vida jamás sucediera. De pronto desde la lejanía se escuchaba el murmullo del lago mientras se penetraban y hacían de sus cuerpos nuevas colonias; la conquista donde una bandera se izaba imponente entre gemidos. El hálito de brisa y el trino alegre de una bandada de saltapiñuelas develaban la tarde y pintaban olas tenues en el cielo. Ambos reconocían sus cuerpos desnudos con labios húmedos, como si el cuerpo fuera lago. Nadie más encontraba esta ciudad si no fuera por error de camino. No existía el temor a ser vistos, eran pocos los que entraban y reconocían en ella el campo de victoria donde la tierra calla ante la vida que sucede de pronto, salvo los pájaros cantores que regresaban a sus casas. La lista de los nuevos amantes que llevaba a la ciudad escondida se ampliaba como árbol de muchas ramas, sin que uno se diera cuenta del otro. Se entregaban en silencio donde se oculta la tarde del lago, donde sus nombres permanecen en exilio, y la libre existencia vence al miedo.

Jorge Campos
Septiembre 2014

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s