El silencio de las polillas (Cuento)

Permanecían en sus cuartos, ahogados por el silencio recóndito de quien se reconoce descubierto sin coartada creíble…

Anuncios

La siguiente parada (Cuento)

Despertó convencido de terminarlo todo. Como acto consciente de lucidez tomó lo que necesitaba, arrancó y condujo. Nunca estuvo seguro de haber sido dos, ni siquiera en la noche hundida.

Convocada (Cuento)

La Dalia es un pueblo tranquilo, todas las mañanas una bandada de pájaros llega con su trino a borrar de la memoria lo que sucede en el silencio.

El pájaro rojo

Lo tomé en mis manos y lo sumergí hasta borrarlo todo, hasta ver al mar hecho alas y a las piedras pico.